Escudo de la República de Colombia

“El gobierno no quiere la paz”

12 de marzo

Por: Mariana Delgado Barón

“El gobierno no quiere la paz”: Leyner Palacios

El pasado 2 de marzo se realizó el primer conversatorio con líderes sociales que busca ser un espacio para la reflexión y el análisis de la implementación del acuerdo de paz en las regiones. En esta primera edición contamos con la presencia de Leyner Palacios, sobreviviente de la masacre de Bojayá y líder social, ganador del Premio Global por el Pluralismo en 2017 y nominado al Premio Nobel de Paz junto con un grupo de víctimas del conflicto armado colombiano.

Leyner es, en palabras de Gonzalo Sánchez, un “símbolo de la reconciliación en el país” y un “líder emergente de una tragedia”, capaz de “cantarle la tabla” al presidente. Palacios realizó un breve recuento de lo que fue la masacre de Bojayá en 2002 y señaló el abandono del gobierno, la desconfianza hacia la institucionalidad que generó esta masacre, así como la política de alianzas entre grupos paramilitares y fuerza pública que generaron las omisiones que derivaron en estos hechos. De igual forma, el líder social, representante de las víctimas en la mesa de negociación del gobierno nacional y las FARC en la Habana (Cuba), afirmó que la era del paramilitarismo regresó al país y que Bojayá entró a un escenario de confrontación peor que el de 2002. “No aprendimos la lección”, dijo el líder con preocupación.

Acerca de la implementación del acuerdo de paz, el líder también manifestó su pesimismo. “Tuvimos 8 meses de tranquilidad, pero hoy somos pesimistas con la paz (…) el gobierno ahorcó la paz”. En los temas concretos de los programas con enfoque de desarrollo territorial o la implementación de estrategias de desarrollo rural integral, los avances no se han visto. Sobre el tema de participación política, contemplado en los acuerdos de paz, Palacios comentó que si bien este punto posibilita discutir de forma más amplia el destino del país, aún la voz de las víctimas no está incluida,  “a esa voz se le tiene miedo”.

Sobre lo que venía avanzando desde antes del posacuerdo y sobre lo que funciona después de la firma de la paz, Leyner mencionó el acercamiento que la comunidad de Bojayá hizo con el Centro Nacional de Memoria Histórica, en ese entonces bajo la dirección de Gonzalo Sánchez. “Se hicieron los primeros ejercicios de memoria que nos permitieron abrir el camino para recuperar el tejido social”.  Por último, el líder recalcó la necesidad de que la paz sea una política de la ciudadanía y en este sentido, requiere ser rodeada y protegida.

şişli escort taksim escort mecidiyeköy escort ümraniye escort istanbul escort beşiktaş escort